Cuerda floja imaginaria

Print

De qué se trata

Los niños pequeños necesitan actividad física todos los días, pero nos damos cuenta de que no siempre hay tiempo de ir al parque o jugar afuera. ¡Esta es una idea divertida para que tu niño/a se mueva sin siquiera salir de tu sala de estar!

Cómo hacerlo

Qué necesitarás:

  • Almohadas
  • Almohadones de sofá
  • Mantas

Crea una “cuerda floja” imaginaria sobre la que tu niño/a pueda caminar, saltar o cruzar. Alinea tantas almohadas y almohadones como sea posible, desde el más ancho hasta los objetos más angostos y pequeños, para agregar cierto desafío. Permite que tu niño/a “salte” desde la cuerda floja y caiga sobre una manta blanda a modo de “baile de la victoria” por haber completado la tarea. ¡Repite esto cuantas veces quieras!

Beneficios

Esta actividad ayuda a que el cerebro de tu niño/a desarrolle:

  • Habilidades motrices gruesas
  • Equilibrio y coordinación
  • Creatividad