Pintar con esponjas

Print

Acerca de

Olvídense de Picasso: ¡hay un nuevo artista en la ciudad! Pintar es una forma creativa de expresión para tu niño pequeño y, después de todo, ¿quién se puede resistir a los colores brillantes y al caos que hará? Está garantizado que esta actividad le encantará a tu niño.

Cómo se hace

Lo que necesitarás:

  • Esponja
  • Tijeras seguras para niños
  • Pinturas seguras para niños o colorante para alimentos
  • Platos de cartón o contenedores de plástico poco profundos
  • Platos de cartón o contenedores de plástico poco profundos
  • Cinta adhesiva
  • Una hoja de papel o cartoncillo de 8-½ x 11

 

Pegue una hoja de plástico, plástico para envolver o papel aluminio sobre una mesa baja o en el piso. Pon una pequeña cantidad de pintura o colorante para alimentos en un plato de cartón o en un contenedor de plástico poco profundo. Corta la esponja en pedazos y moja un lado en la pintura o el colorante para alimentos. Muéstrale al niño cómo presionar los pedazos de esponja sobre el papel para crear una obra de arte colorida.

Consejo práctico: para que esta actividad sea limpia, coloca una hoja de papel y los pedazos de esponja con pintura dentro de una bolsa de plástico. Cierra la bolsa y deja que tu niño la presione con las manos. Saca el papel y deja que se seque.

Beneficios

Esta actividad ayuda al cerebro de tu niño a desarrollarse:

  • Creatividad
  • Destrezas motoras finas