InicioBuscar por edadesRecién nacido
Mitos sobre el cerebro del recién nacido
Etiquetas:Recién nacido
Compartir esta publicación:
A continuación desmitificaremos cuatro de las creencias o mitos más comunes para ayudarte a optimizar el desarrollo cerebral de tu bebé. Si alguna vez oíste hablar de estos mitos o crees en ellos, sigue leyendo para conocer la verdadera realidad.
Baby with toy ball
El cerebro de tu recién nacido: los mitos comunes y la verdadera realidad

Los padres primerizos suelen recibir demasiada información sobre cómo criar a sus hijos, y distinguir una cosa de la otra puede ser muy agotador. Afortunadamente, en cuanto al desarrollo cerebral de tu bebé, los pasos a seguir son fáciles de recordar y muy simples. Todo lo que necesitas es brindarle un poco de “ejercicio cerebral”, y para ello le tienes que hablar, leer y cantar. Realiza estas actividades sencillas con frecuencia y de manera temprana para ayudar a formar las conexiones cerebrales de tu bebé, las cuales tendrán un efecto poderoso y decisivo para el resto de su vida.

A continuación derribaremos tres de los mitos más comunes para ayudarte a optimizar el desarrollo cerebral de tu bebé.

Mito #1: “Mi bebé tiene apenas unas semanas. Es inútil hablarle porque no puede entender lo que le digo ni tampoco responderme. Me siento ridículo(a) hablando solo(a). Esperaré al menos hasta que empiece a balbucear”.

Realidad:

Aunque todavía no pueda responderte verbalmente, tu bebé oye cada una de las palabras que le dices, y su cerebro está creciendo rápidamente. Las conexiones cerebrales, también llamadas sinapsis, determinan la manera en que tu hijo(a) aprende, piensa y crece, y éstas comienzan a formarse desde el nacimiento. Así que anímate: comienza a hablarle sobre tu día, cuéntale los deditos de los pies, léele un libro o cántale una canción. El vínculo socioemocional que formas mediante el contacto físico y la interacción con tu bebé ayudará a que su cerebro crezca. No sólo está escuchándote, sino que depende de ti para que lo ayudes a expandir su curiosidad.

Mito #2: “El desarrollo cerebral es algo genético. No es un proceso que yo pueda controlar”.

Realidad:

Las experiencias cotidianas y las interacciones verbales determinan de qué modo se formarán y conectarán las células cerebrales de tu bebé. La falta de vivencias tempranas tan simples pero a la vez importantes —como hablarle, leerle y cantarle con frecuencia— puede afectar negativamente al desarrollo de estas conexiones en el cerebro. De hecho, diversos estudios indican que los bebés que han tenido más interacciones positivas desarrollan un vocabulario más amplio, obtienen mejores resultados en la escuela, logran completar la escuela secundaria e incluso tienen mayor éxito a futuro. El tiempo que le dediques a tu hijo(a) ayudará también a crear un vínculo afectivo entre ambos.

Mito #3: “Si quieres que tu bebé sea inteligente, tienes que comprarle juguetes educativos y tarjetas didácticas”.

Realidad:

No hay prueba científica de que los juguetes “educativos” produzcan alguna diferencia en el desarrollo cerebral del niño. De hecho, con frecuencia pueden estimularlo excesivamente, lo cual no ayudará a que sea más inteligente. Aunque es genial tener una variedad de juguetes coloridos y divertidos en casa, los mejores “juguetes” para tu bebé son tu presencia y tu voz. Hablarle, leerle y cantarle son indudablemente las mejores actividades para hacer juntos; además, ¡no cuestan un centavo ni ocupan lugar en la caja de los juguetes! Pon a tu bebé en el cochecito y salgan de paseo. Muéstrale las ardillas, los vehículos y los árboles que encuentren en el camino. Ordena la ropa sucia por colores y dobla las toallas con distintas formas. Golpea los utensilios de cocina para hacer “música” y cántale una canción mientras preparas la mesa para comer. Todos estos momentos simples y cotidianos son oportunidades para desarrollar el cerebro.

Las neuronas del cerebro se conectan de a mil millones en los primeros 100 días de vida, cada vez que un padre/madre cariñoso(a) interactúa con el recién nacido al hablarle, leerle y cantarle.

First 5 California
Aportación de:
First 5 California
¿Ha sido útil?